Si en verano vas a estar en un destino de playa y quieres practicar un deporte en el mar, toma nota: el paddle surf te enganchará. Y es que, es una actividad acuática divertida y muy beneficiosa para nuestra salud, por algo, se ha convertido en los últimos años en el deporte de moda del verano.

El paddle surf o surf de remo, como también se le conoce, es un deporte aeróbico que se practica en contacto con el agua, al aire libre, y es una de las disciplinas de ocio más completas y recomendables del momento.

Hablar de paddle surf es hablar de John Zapotocky. Un surfista de Waikiki (Hawái) que en la década de los 60, siempre acababa levantándose en la tabla mientras surfeaba. A continuación, muchos surfistas hawaianos comenzaron a utilizar la pala para sus entrenamientos. Pero el origen de esta disciplina no es tan reciente. De hecho, se dice que el paddle surf ya fue inventado por los egipcios hace más de 3.000 años. Si bien es cierto que fueron los profesores de surf polinesios los que lo practicaban más frecuentemente para controlar a los grupos, pues se ponían de pie en sus tablas y con la pala de un remo rudimentario podían avisar a sus alumnos.

Sea como fuere, es en los años 90 cuando empieza a ponerse de moda, y ya en los últimos años, cuando empieza a hacer furor. Pero ¿qué es lo que hace que este deporte “nos atrape”? Aquí van cinco beneficios del paddle surf.

  1. Es un deporte fácil de aprender y accesible a muchas personas, sin importar la condición física en que se encuentren. Aunque lo que sí hay que tener es bastante equilibrio.
  2. Permite ejercitar una gran cantidad de músculos, tonificando prácticamente todo el cuerpo. Especialmente se ejercitan los gemelos, el trapecio, los cuádriceps, los glúteos, los dorsales, deltoides, abdominales, bíceps, pectorales… Además, como es un deporte de bajo impacto, es recomendable para quien se esté recuperando de alguna lesión, ya que podemos recuperar el tono físico sin hacer movimientos muy bruscos.
  3. Otro de los beneficios del paddle surf es que nos ayuda a desestresarnos. Es un deporte que se hace al aire libre y en contacto con el mar, con la brisa marina y el sol, que puede practicarse en lugares naturales muy bellos, donde podemos sentirnos mucho más relajados. Un deporte que cuida el medioambiente, que nos da sensación de libertad, que nos ayuda a eliminar el estrés, reducir la ansiedad y mejorar el rendimiento intelectual.
  4. Otro de los beneficios del surf de pala es que nos ayuda a sociabilizar y a pasar más tiempo con nuestros amigos. Porque la forma más segura y divertida de practicar el paddle surf es con amigos. No es un deporte competitivo, sino una actividad que ayuda a pasar un buen momento divertido. Tanto si son amigos o un grupo de personas que acabáis de conocer, tras un rato de paddle surf juntos, acabaréis disfrutando y sonriendo.
  5. Pero además de ser fácil, divertido, relajante y muy completo, el paddle surf es un deporte que nos ayuda a controlar el peso. ¿Y quién no quiere mantenerse en forma y a controlar el peso, sobre todo en verano? Se ha calculado que, aproximadamente, se pueden llegar a quemar hasta 450 calorías por cada hora de paddle surf. Por eso es una actividad perfecta para los que quieren cuidarse, por dentro y por fuera. Especialmente, si se combina con una alimentación más ligera, como la que puedes mantener con la gama Green Moments de Maheso, especialidades elaboradas con 100% proteína vegetal, que nos ofrece la posibilidad de comer de forma más saludable y cuidando del medioambiente.

Y es que, en Maheso siempre tenemos una receta (o más) pensada para cada uno de los consumidores. Si este verano te “enganchas” al paddle surf, combínalo con una alimentación sana, nutritiva y sin carne. Disfruta de nuestra gama Green Moments a base de proteína 100% vegetal. Con nuestros nuevos fingers sabor queso, nuggets sabor pescado, croquetas, lasaña tipo boloñesa, o unos deliciosos nuggets vegetales. Especialidades que te ayudarán a completar tu dieta vegetariana o vegana, pero que también puedes incorporar en tu dieta convencional, para darle variedad y para poner tu granito de arena en el cuidado del planeta.

Productos relacionados

Fingers sabor queso

Vegan fish snack

Lasaña tipo boloñesa 100% proteína vegetal

Nuggets 100% vegetal

 

En España, entre un 1 y un 2% de la población es celíaca, es decir, entre 450.000 y 900.000 personas no pueden consumir productos que contengan gluten. Estas son cifras nada insignificantes, por ello, cada vez es más fácil disfrutar de una dieta variada adaptada a esta enfermedad. Porque cada vez tanto elaboradores, como productores y restauradores sentimos más sensibilidad por el tema y ofrecemos alternativas aptas para las personas con celiaquía.

Desde Maheso, por ejemplo, continuamente investigamos nuevas fórmulas y recetas para poder ofrecer nuestras más deliciosas especialidades libres de gluten. Es el caso de nuestros churros sin gluten, una nueva gama de este dulce postre que ahora también pueden disfrutar las personas con celiaquía. Porque como en Maheso somos auténticos especialistas en churros, queríamos que estuviesen al alcance de todo el mundo. Por ese motivo, ofrecemos nuestros churros lazo sin gluten, que tienen la textura y el sabor de los churros de siempre, pero además son aptos para las personas con celiaquía.

Más celíacos y más informados

Porque sí, cada vez son más las personas que no pueden comer gluten y es importante la detección temprana. Pero hay que remarcar que cuando se habla de celiaquía no se habla de una intolerancia como puede ser la intolerancia a la lactosa o a cualquier otro alimento específico. La celiaquía es una enfermedad autoinmune que surge debido a una intolerancia “permanente” al gluten. Por lo tanto, todas aquellas personas con celiaquía

no pueden consumir en ningún caso nada que contenga gluten. Además, el hecho de que la celiaquía sea autoinmune supone un componente genético y éste está relacionado con otras enfermedades. Por esto, entre otros motivos, es importante que estas personas sean diagnosticadas desde una edad temprana y cuenten con un apoyo y asistencia durante toda su vida, no solo para ayudarles a saber qué pueden comer, sino también para acompañarlos y guiarlos para conseguir una mejor calidad de vida.

Esto es lo que hacen las asociaciones de celíacos, entidades que son mucho más necesarias de lo que se cree. ¿Por qué?

  • El celíaco necesita “siempre” asesoramiento. La información que pueden aportar el profesional médico cuando se diagnostica la enfermedad es necesaria, evidentemente, pero no es suficiente. Porque el paciente celíaco necesita tener un conocimiento sobre la enfermedad y la dieta sin gluten muy amplia. Las asociaciones de celíacos aportan esa información y ayudan en ese proceso de tomar las riendas.
  • Dar apoyo a pacientes y sus familias. Las asociaciones de celíacos, además, ayudan y apoyan de forma personalizada tanto a los pacientes como a sus familiares. Tras el diagnóstico, y las primeras pinceladas sobre qué debe eliminar de su dieta, es en la asociación dónde el paciente aprende a confeccionar menús sin gluten de forma correcta. Un acompañamiento que es vital.
  • La unión hace la fuerza y pertenecer a una asociación en la que conectar con otras personas con las mismas preocupaciones e inquietudes hace ganar confianza. Además, en las asociaciones se organizan eventos y actividades en las que todos pueden compartir buenos momentos.
  • Otra de los beneficios de pertenecer a una asociación es que al apoyarlos asociándote, se les ayuda a seguir funcionando, a seguir investigando y a seguir difundiendo material informativo para vivir con la celiaquía, a seguir difundiendo la enfermedad y, por tanto, a conseguir una mayor integración social de las personas celiaquías. Porque, las asociaciones de celíacos sensibilizan sobre la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten, dándola a conocer entre la sociedad en general, impulsando a que restaurantes y marcas de alimentación, como Maheso, apostemos cada vez más por ofrecer productos sin gluten. Y es que, hace años era una enfermedad desconocida entre la población y hoy en día se ha hecho más visible. Y todo ello es gracias a la labor de asociaciones como las que se agrupan en la FACE, la Federación de Asociaciones de Celíacos de España. Hoy día, está constituida por 15 asociaciones y 2 federaciones distribuidas por todo el país, que integran a más de 19.000 familias asociadas.

Productos relacionados

Churros lazo sin gluten

Nuggets de pollo Sin Gluten

Lasaña boloñesa Sin Gluten

Croquetas de jamón serrano sin gluten

 

Salsa carbonara

Es, posiblemente, una de las salsas italianas para la pasta más populares de la cocina mundial. La carbonara es cremosa, suave y con personalidad, y es, también, la protagonista de una de nuestras recetas más exquisitas y novedosas: la lasaña carbonara con queso Philadelphia. Porque en Maheso hemos querido hacer nuestra propia reinterpretación de la salsa carbonara, para aportar ese plus que tanto nos gusta ofrecer en cada una de nuestras elaboraciones.

Porque, además de popular, la carbonara, es una de las elaboraciones más customizada de las recetas italianas. Algunos la prefieren con mucha pimienta, otros sin ella, algunos con crema de leche, otros sin crema, algunos la elaboran con panceta, otros con bacon ahumado y los más puristas con guanciale (conocido como el bacon italiano). Pero, en realidad ¿cómo se hacía en su origen? Sobre su invención, como sucede con infinidad de platos de la cocina universal, hay varias teorías, más o menos documentadas.

Una de las versiones, dice que el origen de la receta original de la carbonara se ubica en los Apeninos (Norte de Italia), donde la actividad laboral más importante era la minería. Los carboneros solían comer la pasta con panceta, queso y huevo que debía comerse rápido para que no se cuajase este último. Por ello, la salsa carbonara recibió ese nombre, por los carboneros de los Apeninos. Esta versión, además, es la que cree que la pimienta negra que se espolvoreaba en los platos era un “homenaje” al carbón, también otra razón por la cual recibe el nombre de carbonara.

Pero existe otra teoría, un poco más plausible, que concreta la invención de esta salsa al cocinero Renato Gualandi. Según la web italiana Il Gambero Rosso, este chef fue el encargado en 1944 de preparar el almuerzo para festejar el encuentro entre el ejército británico y el americano en la ciudad recientemente liberada Riccione, un 22 de septiembre. Evidentemente, por aquel entonces no contaba con muchos ingredientes, pero sí consiguió algunos de los alimentos preferidos por los norteamericanos, como el tocino, los huevos y el queso. Al chef italiano se le ocurrió mezclar estos tres ingredientes y elaborar una salsa que recordara al típico desayuno inglés y británico, de huevos fritos con bacon. Al plato le añadió a última hora algo de pimienta negra para aderezarlo, lo que le otorgó un sabor excelente.

La receta triunfó, lo que hizo que Gualandi se convirtiera en cocinero de las tropas aliadas en Roma desde septiembre de 1944 hasta abril de 1945, un corto periodo de tiempo que le fue suficiente para extender la fama de la carbonara.

Pero realmente, la fama le llegó a la carbonara de la mano de Hollywood. La receta viajó a Estados Unidos y allí, empezó a aparecer en películas del séptimo arte, como en ‘’Una doncella en apuros’’ (1951), en la que hay una escena donde el patrón pregunta: “Perdone un momento, ¿puede hacer espaguetis a la carbonara? “. Ese mismo año aparece una segunda cita en el libro “Lunga vita di Trilussa” de Mario dell’Arco: “Es difícil para nuestro poeta atacar los espaguetis ‘alla carbonara’ o ‘alla carettiera‘…”.

De hecho, la primera receta escrita de la carbonara se publicó en Estados Unidos en 1952, en “Una extraordinaria guía de lo que se está cocinando en el Near North Side de Chicago”, de la escritora y periodista Patricia Bronté. Dos años después, la revista italiana “La cucina italiana” escribió por primera vez en el Viejo Continente la receta, cuyos ingredientes eran: espaguetis, huevo, tocino, gruyère y ajo.

La receta, como decíamos, ha logrado adaptarse a los nuevos tiempos con interpretaciones suculentas como la nuestra, en la lasaña a la carbonara con queso Philadelphia. ¡Deliciosa!

Productos relacionados

Lasaña carbonara

Canelones de verduras

En Maheso nos ha hecho especial ilusión volver a la feria Alimentaria de Barcelona tras el parón obligado por la pandemia.

En esta edición hemos presentado nuestros últimos lanzamientos como la gama de pasta con queso crema Philadelphia o las soluciones de proteína vegetal Maheso Green Moments. Además, hemos aprovechado el magnífico escenario que supone esta feria para presentar nuestro nuevo logo, nuevo claim y nuestra reivindicación para que toda la sociedad coma lo que le apetezca, cuando le apetezca.

La Feria Alimentaria, con más de 100.000 visitantes en cuatro días, es el mayor punto de encuentro para los profesionales de la Alimentación y Hostelería del sur de Europa. Es una feria que ha reunido a más de 3.000 expositores y nos ha ayudado a reencontrarnos con los clientes, los consumidores, presentar las últimas novedades y estar al corriente de las tendencias presentas y futuras del sector.

freidoras de aire

Saborear y disfrutar de unos crujientes nuggets, o de una tempura de verduras de Maheso en su punto, pero con menos aceite -y menos calorías- es posible y, además, muy fácil de conseguir. ¿Cómo? Preparándolos en pocos minutos con una freidora de aire.
Constantemente aparecen en el mercado nuevos aparatos con los que podemos cocinar gustosos platos sin renunciar al placer del sabor, y lo mejor de todo, consiguiendo que los platos sean mucho más saludables. Las freidoras de aire (air fryer o freidoras sin aceite) son una muy buena prueba de estos avances.

Sin lugar a duda, desde hace un tiempo la freidora de aire es el pequeño electrodoméstico más de moda en todos los hogares de nuestro país. El secreto de su éxito: son muy fáciles de usar, son compactas, se limpian fácilmente y no ensucian tanto durante su funcionamiento, y nos permiten “freír sin prácticamente aceite”, consiguiendo mantener la textura crujiente y el buen sabor de los alimentos, y logrando, por tanto, que cada bocado sea más saludable y menos calórico, que si los freímos en freidoras convencionales o en la sartén.

Pero ¿cómo funcionan las freidoras de aire? Este pequeño electrodoméstico funciona a partir de un sistema de aire caliente que se distribuye a través de unos ventiladores para cocinar los alimentos de forma homogénea y sin necesidad de aceite o de otro tipo de grasa. Tiene la capacidad de cocinar los alimentos con gran cantidad de aire caliente circulando a una gran velocidad de forma similar a un horno en miniatura. Es decir, utiliza la tecnología que usan las cocinas profesionales, en un formato casero.

Feidoras de aire: De todo tipo de precios, tamaños, y formas

Y como las freidoras de aire están haciendo furor en los hogares, en el mercado podemos encontrar numerosos modelos, desde los más sencillitos, por poco más de 50€, a los más sofisticados, con infinidad de programas y con propuestas de recetas que se activan con la voz del usuario de forma remota a través de tecnologías como Alexa. Además de las diferentes versiones más o menos sofisticadas, la gran diferencia la podemos encontrar en el tamaño. En el mercado podremos ver varias opciones que pueden ir del litro a los 5 litros. Generalmente, una freidora sin aceite que tenga capacidad para 3 litros (que es el tamaño más estándar) permite freír entre 3 y 4 raciones, mientras que una de 5 litros puede preparar de 5 a 6 raciones, por lo que son ideales para familias numerosas. El tiempo de cocción de las freidoras sin aceite también es algo a tener en cuenta, puesto que se demora más que las freidoras tradicionales. Sin embargo, pese al tiempo extra, vale la pena esperar un poco con tal de consumir una versión saludable del plato.

Y es que, las freidoras de aire son perfectas para preparar, por ejemplo, nuestros deliciosos nuggets en unos minutos y con resultados sorprendentes, quedando crujientes por fuera y tiernos y jugosos por dentro. Lo mejor es que prácticamente no se usa aceite (máximo una cucharadita), por lo que la fritura es más saludable (y además gastas menos dinero en aceite). Es facilísimo y rápido, porque no hace falta descongelarlos, con lo que solo tienes que sacar la bolsa del congelador, abrirla y meter los nuggets en la freidora de aire, esperar unos minutos (depende de la marca y del tamaño de la máquina, variarán los minutos de fritura), ¡y listos para saborear!

Más ventajas de cocinas con freidoras de aire

Ya hemos visto muchas ventajas de estas máquinas. Pero además es que con ellas podemos dejar atrás y despedir todos aquellos inconvenientes que presenta la fritura convencional. Por ejemplo, diremos…

  • Adiós a las salpicaduras de aceite.
  • Adiós al olor intenso a frito por la cocina y por toda la casa.
  • Adiós al gasto innecesario de litros y litros de aceite.
  • Adiós a que los alimentos no se frían de forma homogénea.
  • Adiós a un buen puñado de calorías vacías, las que aporta el aceite cuando se calienta en exceso y se adhiere a los alimentos.

Por todo ello, desde Maheso vamos ampliando la gama de productos precocinados que se pueden regenerar en freidora de aire y, aunque se puedan preparar en la freidora de aceite tradicional, en la sartén, o en el horno (incluso algunos en el microondas), en el caso de los nuggets recomendamos el uso de las freidoras de aire como una buena alternativa para quien guste de cuidarse.

Es el caso, también, de nuestra tempura de verduras o de los rollitos de primavera, dos especialidades Maheso que “ganan mucho” cuando se preparan en estas pequeñas máquinas domésticas. Su acabado es perfecto y homogéneo, ensalzando el sabor y la calidad de las materias primas que utilizamos en Maheso.

Productos relacionados

Nuggets de pollo

Rollitos de Primavera

Rollitos de Primavera

Tempura de verduras

¿Quién puede resistirse a unas cañas y un buen picoteo? En Maheso somos muy conscientes de lo mucho que gusta este momento del día, por eso, ponemos nuestro granito de sal, para que puedas preparar en casa un buen aperitivo de la forma más fácil. Simplemente, tienes que sacar del congelador unos fingers de pollo, unas alitas o nuestra novedosa pechuga estilo Kentucky, colocarlos en una bandeja y ponerlos en el horno. Unos minutos y ¡listo! Sin exceso de aceite y con todo su sabor.

Nuestros snacks de pollo maridan con un sinfín de salsas ¿qué sería de unos fingers de pollo sin una rica salsa?

En este post te vamos a explicar diferentes formas de preparar la famosa salsa brava casera y así conseguir un aperitivo de lujo en un momento. ¿Con cuál te quedarás?

Con tomate o con pimentón

Las dos salsas que te propondremos apelan a la polémica que rodea a la salsa brava desde su creación. Y es que, aunque no se tiene muy claro quién fue su creador o inventora, desde sus orígenes se ha polemizado sobre esta salsa. Básicamente se diferencian dos vertientes, los que defienden la presencia del tomate y los otros que opinan que no debe llevarlo y que su color y sabor se debe a otro ingrediente, el pimentón.

Esta polémica existe desde su propia creación. De hecho, no es la única que rodea a esta sencilla, pero deliciosa salsa de nuestra gastronomía. Y es que los gastrónomos no se ponen de acuerdo en identificar la cocina de donde salió por primera vez la salsa brava. Hay quienes lo atribuyen a Casa Pellico y otros dicen que se empezó a servir en La Casona, ambas tabernas madrileñas ya desaparecidas. Lo que sí es cierto, porque aún se mantiene en la memoria de muchos comensales, es que, en los años 60, alrededor de ambos garitos se formaban colas de ansiosos parroquianos que querían saborear las míticas patatas acompañadas de su salsa brava.

Sea como fuere, las bravas han traspasado fronteras y han llegado incluso a las Naciones Unidas. La mismísima ONU ha reconocido a las patatas bravas como un plato típico español.

Pero visto ya de dónde viene esta salsa y cuál ha sido el impacto, entremos en la cocina. Preparemos dos recetas de salsa brava para chuparse los dedos acompañando, no sólo las tradicionales patatas, si no cualquiera de nuestros snacks de pollo.

Salsa brava con tomate

Veamos cómo elaborar la salsa brava de los que dicen lleva tomate. Los ingredientes necesarios son:

  • 700 gramos de tomates pera
  • 1 cucharita de azúcar
  • 1 cebolla blanca mediana
  • 2-3 dientes de ajo
  • Cayena (al gusto)
  • Pimienta negra recién molida
  • Un chorrito de vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para elaborar la salsa brava no hay que correr. Hay que ir por partes y sin prisa. Primero, rallar los tomates y añadirles el azúcar. Reservar. Pelar y picar la cebolla muy fina, y también los ajos. Retirar las semillas de la cayena. En una sartén, echar un poco de aceite de oliva y pochar la cebolla con una pizca de sal, a fuego medio-bajo. Cuando empiece a estar blandita, añadir los ajos y seguir rehogando. Después, incorporar la cayena y el tomate rallado. Subir el fuego para que vaya reduciendo. Añade el vinagre de Jerez y salpimentar al gusto. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y dejarlo a fuego lento hasta que se evapore el agua del tomate y el Jerez. Comprobar el punto de picante. Cuando esté, retirar del fuego y batir con una batidora de mano hasta dejar una textura deseada. Finalmente, volverla a poner en la sartén y dejarla reducir un poco más, unos 5 o 10 minutos. Cuando esté lista, retirar y enfriar. ¡Ya tienes lista una deliciosa salsa brava!

Salsa brava con pimentón y sin tomate

La otra versión de la salsa brava va sin tomate. Veamos qué ingredientes necesitamos y cómo se elabora.

  • 200 ml de caldo de verdura
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera dulce
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera picante
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de harina
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • 1 guindilla o cayena

Para elaborar la salsa, ponemos a calentar el aceite en una sartén, y añadimos los dientes de ajo picados y la cayena. Le damos un par de vueltas y la sacamos.
Añadimos la cucharada de harina y movemos sin parar. A continuación, echamos el pimentón y el caldo con una pizca de sal.
Cuando comience a hervir bajar el fuego y seguir moviendo hasta que espese.
Cuando esté, la pasamos por la batidora de mano hasta obtener la textura deseada. Si está muy líquida, se puede volver a poner en la sartén para reducir un poco el líquido. Igualmente, cuando esté, retirar y enfriar para dejarla lista para combinar con nuestros deliciosos snacks de pollo Maheso.

Productos relacionados

Pechuga Estilo Kentucky

fingers de pollo

Fingers de pollo

alitas de pollo congeladas

Alitas de pollo

Fingers de pollo Sin Gluten

Un año más seguimos siendo empresa socia de la Fundación Josep Carreras, habiendo renovado nuestro acuerdo de colaboración.

La Fundación Josep Carreras es una entidad que tiene como objetivo luchar contra la leucemia y que lleva más de 25 años combatiendo esta enfermedad.

Deporte, vida sana y una dieta equilibrada. Esa es la fórmula milagrosa para sentirte mejor. Y nada como poderlo hacer sin horarios estrictos de un gimnasio y pudiendo aprovechar tu tiempo. Eso es lo que puedes hacer si practicas deporte en casa. Seguramente hayas hecho alguna vez (o muchas este último año) lo de ponerte delante de una pantalla y seguir alguna vídeo clase, pero a veces, simplemente es necesario un poco de buena música y seguir unas rutinas para conseguir estar en forma.

Y ¿sabes cómo conseguirás ver resultados? Tonificando el core. Seguramente pensarás que hablamos de conseguir unos abdominales bien marcados y definidos, pero los músculos del core van más allá de lo estético y si los fortaleces verás muchos más beneficios.

¿Qué es el core?

Antes de seguir veamos qué es eso del core. Es una palabra que viene del inglés y que significa en la lengua anglosajona “núcleo”. Tal y como su nombre indica, por tanto, el core es “nuestro núcleo”, nuestro centro de gravedad, los músculos de la parte central de nuestro cuerpo. Esto incluye los músculos del abdomen, pero también los de la zona media y baja de la espalda, aquellos que nos permiten movernos y tener fuerza. Son los encargados de sostenernos de pie, por lo que también implica, como decíamos, los músculos de la zona de la baja espalda (lumbares, glúteos, pelvis), y de la cadera.

Por tanto, tener el core tonificado y fuerte no solo sirve para que estéticamente te veas mejor, sino para que puedas hacer con facilidad los movimientos de tu día a día y para que te sientas mejor, evitando sobre todo los molestos dolores de espalda. Además, si practicas otros deportes, tener el core tonificado te ayudará a entrenar de forma más eficiente y evitarás lesiones inoportunas.

Y eso no es todo. Los músculos del core te ayudan a respirar correctamente, protegen tus órganos internos y sirven de apoyo postural. En definitiva, con un core entrenado, mejorarás la postura y evitarás molestias por falta de musculatura o por malas posturas.

¿Cómo fortalecer el core?

Lo bueno de esta parte de nuestro cuerpo es que se puede fortalecer sin necesidad de máquinas ni clases especiales. En una habitación de casa, en el jardín o en la terraza sobre una esterilla, podrás fortalecer tu core de forma eficaz. Veamos cómo:

  • Ejercicio Hollowman. Se trata de un ejercicio isométrico (es decir, sin movimiento) y a primera vista parece sencillo, pero es bastante duro para los principiantes. Estírate en el suelo con la parte baja de la espalda pegada a la esterilla. Mantén los hombros bajos y separados de las orejas. Levanta la cabeza y mira hacia las piernas que habrás levantado a unos 45 grados del sueño. Estira los brazos con las palmas de las manos hacia arriba y mantente así unos segundos. Hazlo repetidas veces, en varias series.
  • Plancha. Ponte boca abajo con el cuerpo recto y plano como una plancha y levanta el cuerpo sin formar una “v” inversa. Apóyate o en los codos flexionados en el suelo o sobre las palmas de las manos con los brazos estirados. Mantente unos segundos con todo el cuerpo firme y recto, como “una plancha”. Este ejercicio tiene muchas variaciones: plancha lateral y en movimiento. Pero con este para empezar puedes ver grandes resultados.
  • El puente. Aunque creas que es un ejercicio principalmente para los glúteos, si lo realizas correctamente, con las caderas contraídas e involucrando los abdominales, también es perfecto para reforzar el core. Estírate boca arriba con las piernas flexionadas y los pies cerca de los glúteos y levanta las caderas hacia el cielo. Mantente así durante unos segundos (isométrico) o puedes ir subiendo y bajando, haciendo series. Incluso, para los más avanzados, puedes poner algo de peso sobre la pelvis y hacer más fuerza hacia arriba, siempre apretando bien los glúteos.
  • El supermán. Como su nombre indica aquí tenemos que imitar al conocido superhéroe. Ponte boca abajo con todo el cuerpo estirado y recto. Levanta piernas hacia arriba y hacia atrás y los brazos estirados hacia arriba. Tu cuerpo debe subir lo que puedas, con cuidado que la cabeza esté en línea recta con tu espalda. Mantente unos segundos y haz varias series.
  • El escalador. Ponte en posición de plancha, apoyándote con las manos en el suelo, y lleva tus rodillas a tus codos. Puedes hacerlo en diagonal (pie izquierdo a codo derecho y viceversa) o como si fueras un escalador, corriendo sin levantar los glúteos. Tu cuerpo debe estar recto como una plancha.
  • Abdominales inferiores. Estírate boca arriba con las plantas de las manos a los lados de tu cuerpo. Este ejercicio solo consiste en subir y bajar las piernas, rectas y firmes. Si, además, cuando bajes las piernas no apoyas los pies en el suelo harás más ejercicio.

Y después, la recompensa un plato con súper alimentos

Practicando cada día unos minutos de alguno de estos ejercicios conseguirás tener un core 10. Y después de tanto esfuerzo, necesitarás una correcta recuperación. Además de hidratarte bien antes y durante la práctica deportiva, recupera fuerzas con una correcta alimentación.

En Maheso queremos ayudarte poniéndotelo muy fácil. No te haremos que pierdas el tiempo en laboriosas recetas dietéticas. Elige platos preparados congelados como el Cous-cous con quinoa y verduras, un plato a base de dos súper alimentos, que te ayudarán a recuperar fuerzas y a no ganar peso.

Por una parte, la quinoa nos ofrece una privilegiada composición nutricional, que combina de manera equilibrada proteínas de alto valor biológico, grasas cardiosaludables, carbohidratos. Además, es rica en vitaminas antioxidantes y minerales como magnesio y zinc. Y por otra parte, el brócoli es una verdura muy rica en vitaminas y minerales, además de ser muy nutritiva. De hecho, no solo es un excelente ingrediente gastronómico que combina a la perfección con nuestro cous cous, sino que ha demostrado tener gran cantidad de atributos saludables y propiedades anticancerígenas.

Así que, imagínate, mientras te duchas después de haber hecho tus ejercicios de core en casa, preparas en el microondas un delicioso plato reconstituyente y saludable ¿Se puede pedir más?

Productos relacionados

Cous cous con quinoa y verduras

Quinoa con Kale y Lentejas

Quinoa con Kale y Lentejas

https://www.youtube.com/watch?v=msnsoVqEETA

En Maheso os deseamos felices fiestas y un próspero año nuevo a través de nuestra postal de navidad.

Claves para gratinar los canelones al horno

Claves para gratinar los canelones al horno

Puede parecer fácil, pero seguro que si analizas bien las veces que has gratinado unos canelones en el horno verás que no siempre te han quedado como deberían. Es el último paso antes de servirlos en la mesa y saborearlos, pero es uno de los más importantes para el éxito de la receta: que queden dorados por toda la superficie, con una fina capa crujiente. Y es que, a pesar de lo que puedas pensar, gratinar no es simplemente dorar u hornear. De hecho, obtener un gratinado perfecto hace que un plato normal se convierta en sublime.

Gratinar, según el Diccionario de Gastronomía, es una “técnica de procesado de alimentos que consiste en exponer la capa externa del alimento a una fuente intensa de calor, normalmente horno, grill o soplete, de forma que se forme una costra dorada y crujiente.” Podemos gratinar platos cubiertos de queso, de pan rallado, de puré de patatas, de mayonesa o alioli, de bechamel, de crema catalana o incluso de azúcar.

Y con este proceso se obtiene un sabor muy peculiar, además, el gratinado ayuda a proteger los sabores y aromas del interior del plato. Es decir, cuando gratinamos hacemos que el relleno, por ejemplo, de nuestros canelones congelados, quede más jugoso y exquisito, conservando el sabor y los aromas de la receta.

¿Quién se la pide?

La capa que se produce al gratinar unos deliciosos canelones con bechamel y queso incluso ¡puede crear adicción! Seguro que en casa más de uno se “pelea” por quedarse con la parte más doradita del gratinado. Pero para que pase esto, el gratinado debe ser “perfecto”. Ni muy blanco, ni quemado. ¿Cómo conseguirlo? En este post te daremos las claves para conseguirlo, y de esta forma, poder servir nuestros canelones congelados en su punto.

Trucos para el gratinado perfecto

Para empezar, debemos saber con qué podemos gratinar. El electrodoméstico más común para hacerlo es el horno, siempre y cuando tenga grill, pero también podemos gratinar en el microondas (si también dispone de esta función), y en unos hornos pequeños y especiales para gratinar llamados “salamandras”, más frecuentes en las cocinas profesionales. Incluso, en algunos casos, podemos gratinar directamente con un soplete de cocina, aunque eso se lo dejamos a las manos más expertas.

Veamos ya qué consejos podemos aportar para saber cómo gratinar canelones y triunfar en la mesa.

  • Queremos conseguir una capa o corteza crujiente y doradita, para que el interior esté más jugoso y cremoso. Así que lo ideal es que los canelones lleven un poco de queso rallado repartido por encima de manera homogénea, sin grumos y a partes iguales.
  • Otro truco para un gratinado espectacular es mezclar el queso rallado con un poco de pan rallado. Igualmente, espolvorear la mezcla por la superficie de la receta y colocar la bandeja en el horno grill. El pan rallado le dará una textura crujiente extra, aunque debes vigilar que no se queme, pues el pan tarda menos en dorarse y puede quemarse más fácilmente. Y si se quema, el plato puede amargar y arruinará tu receta.
  • Elige bien qué queso poner. No todos son ideales para conseguir el mejor gratinado. Los más recomendables son los que tengan un contenido graso medio o alto. La mozzarella o el emmental permiten gratinados muy ricos, pero también lo lograrás si usas queso gruyere bien rallado. Y, ¡cómo no! con el queso cheddar conseguirás un resultado impresionante. Ahora bien, si quieres un plus extra en el resultado, mezcla un queso graso con otro menos graso, con ello el gratinado tendrá una textura sorprendente. Por ejemplo, prueba a mezclar queso parmesano con emmental ¡Verás que delicia!
  • Si quieres además sorprender más allá de lo convencional, aromatiza el queso con hierbas aromáticas como por ejemplo orégano, romero o tomillo. Le dará un toque muy especial a tus platos. También puedes aromatizarlos con pimienta, pero esto solo es recomendable para los que adoran el picante.
  • Para gratinar solo debes usar el gratinador o grill. Regula bien la temperatura del horno (a 200 o 220oC) y no coloques la bandeja muy cerca de la resistencia, para evitar que se quemen. Se tienen que dorar poco a poco. Ya sabes que en la cocina las prisas son malas consejeras.
  • Si se han dorado, pero compruebas que el interior está todavía frío o tibio, tápalos con papel de aluminio y sigue calentándolos, esta vez sin la opción del grill.
  • Sirve los canelones recién sacados del horno, calientes, para que el gratinado esté en su punto. Así disfrutarás mucho más de la textura y de la explosión de sabores del plato.
  • Si vas a recalentar unos canelones que te sobraron el día antes, y quieres gratinarlos de nuevo, colócalos en el horno a temperatura media cubiertos de papel de aluminio durante 10 o 15 minutos, para que se vayan calentando sin quemarse. Después, ve aumentando la temperatura y colócalos bajo el grill solo unos 3 o 4 minutos.
  • Si utilizas nuestros canelones congelados, recuerda que no tienes que descongelarlos antes. Precalienta el horno hasta que alcance una temperatura de 220oC. Coloca la bandeja con los canelones a una altura media. Caliéntalos durante 30 minutos, y antes de acabar, gratínalos durante 4 minutos al grill a 220oC. Te quedarán unos canelones con un gratinado perfecto.

Y ahora que tienes estos trucos para saber cómo gratinar canelones y que sabes que puedes preparar unos deliciosos canelones de carne Maheso con un toque personal (tu propia bechamel y tu mezcla de queso, pan y hierbas aromáticas para gratinar) ¿a qué esperas para sorprender a tus comensales?

Productos relacionados

Canelones Receta Casera

Canelones de foie y trufa Receta Maestra

canelones de espinacas congelados

Canelones de espinacas Receta de Mamá

En Maheso hemos realizado una acción de colaboración con la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). En concreto, hemos podido participar en el calendario de adviento que han organizado este año desde FACE en sus redes sociales y hemos sorteado varios lotes de productos Maheso sin gluten entre los miles de seguidores de la Federación de Asociaciones.

En Maheso somos uno de los mayores fabricantes de productos congelados, preparados y precocinados de España. Por eso, procuramos ofrecer nuestros productos al máximo número de consumidores posible y seguimos con nuestro compromiso para aportar soluciones sin gluten que cumplan con las expectativas de quienes las prueban.

Mussaka congelada

Si hay una receta culinaria que identifique a la gastronomía griega, ésta sin duda es la mussaka, un cremoso y nutritivo pastel de berenjenas de origen árabe, prima hermana de la lasaña italiana, de la que se diferencia básicamente por no usar capas de pasta.

En la mussaka griega la gran protagonista es la berenjena frita, que sustenta capas de carne con tomate y una final y cremosa capa de bechamel, dorada gracias al queso rallado gratinado. La receta original no llevaba carne picada, sino cordero, ni tampoco esa deliciosa capa de bechamel. Pero es que, como en la gran mayoría de las recetas que hoy conocemos, la mussaka actual poco se parece a la originaria. El paso del tiempo ha actualizado una elaboración culinaria exquisita y que cuenta en la actualidad y en todo el mundo, con hordas de fans.

En Maheso, lo confesamos, nos encanta la mussaka, por eso la cocinamos con los mejores ingredientes, sin prisas y la ultracongelamos, para que tú la puedas tener siempre en el congelador de casa, lista para saborearla. Solo tendrás que calentarla en apenas 8 minutos si lo haces en el microondas, o unos 40 minutos si prefieres hacerlo en el horno a 200ºC.

Y es que, la elaboración de la mussaka no es del todo fácil, y ni mucho menos, amante de las prisas. No es un plato de cocina rápida, muy al contrario. Por ello, tenerla preparada y lista para calentar es un auténtico lujazo.

Con toques orientales

Y es que este pastel donde la berenjena frita se combina con capas de carne picada con salsa de tomate, a veces también con otras verduras, y que se culmina con una gruesa capa de bechamel requiere de su tiempo. No se puede cocinar en 20 minutos. No a menos que sea una Mussaka Maheso, ¡por supuesto!

Pero lo que queremos decir es que la mussaka que hoy adoramos no siempre se cocinó así, con los ingredientes que la identifican. Veamos, por tanto, cómo ha ido evolucionando este plato típico de la cocina griega.

Empecemos por conocer cuál es el origen de la palabra mussaka. Según Alan Davidson en el ‘Oxford Companion to Food’, proviene de la palabra árabe ‘musaqqa’, que significa humedecido y alude posiblemente al hecho de que la carne está bañada en una salsa de tomate. Precisamente, el origen etimológico de la mussaka podría confundirnos y sugerirnos que la receta, en realidad es fruto de los árabes. Y no irían muy desencaminados, puesto que una especie de mussaka ya se cocinaba en los Países Árabes y también en los Balcanes.

Por ello, centrándonos en la invención propiamente dicha de esta exquisitez culinaria, debemos reconocer que el origen de esta deliciosa especialidad gastronómica se desconoce, aunque los expertos en historia de la coquinaria coinciden al indicar que la mussaka se basa en una antigua receta que ya se preparaba por las regiones de Turquía, los países Balcánicos y las islas griegas hacia el año 1200 y que se llamaba “maghmuma”. Sin embargo, esta elaboración no llevaba berenjena. El ingrediente básico de la receta actual la introdujeron más tarde los árabes.

Y luego vino la bechamel

De hecho, incluso la característica bechamel de la mussaka griega fue introducida mucho más tarde. Se dice que se la debemos al gran Nikolaos Tselementes, un conocido y afamado chef griego al que se le atribuye la revolución de la cocina tradicional griega a principios del siglo pasado. Fue el encargado de incorporar recetas de otras partes del mundo -especialmente de países europeos-, así como toques de fusión, a los platos más tradicionales de su país.

Lo que hizo básicamente este cocinero, -y por lo que tuvo que soportar las críticas de los puristas- fue desterrar especias e ingredientes que por entonces daban un excesivo toque oriental a la otomanizada cocina helena. Así, en un intento de europeizar el plato original de la mussaka (una simple pero deliciosa combinación de carne y vegetales), el chef griego añadió salsa de bechamel -de origen francés- en la parte superior de sus capas. Con aquel cambio “inocente” de la receta tradicional, el chef consiguió internacionalizar el plato y llevar al mussaka más allá de las fronteras griegas.

De hecho, la aportación de Tselementés a la gastronomía helénica fue más allá. Los que más le criticaron tuvieron que asumir la importancia de sus aportaciones. Su obra literaria se conoce como “la biblia” de la cocina griega, incluso hoy día a todo tipo de libro de recetas se le llama “tselementés”, independientemente del autor que sea.

Una receta casera, de las abuelas

De lo que no cabe duda es que la mussaka cuenta con innumerables versiones tanto en los países vecinos de Grecia, como también en las propias cocinas griegas. A veces la encontraremos con salsas diferentes, a veces con otros vegetales, a veces con cordero o con ternera…

Es una receta personalizable, una receta laboriosa, de cocina casera, la típica elaboración que bordan nuestras madres y abuelas, que cuentan con mucho tiempo para dedicarlo a cocinar. Porque el secreto de una buena mussaka, según las cocineras griegas, reside en la preparación de las berenjenas: hay que dejar que ‘suden’ en sal durante horas, lavarlas y luego escurrirlas muy bien antes de freírlas. Una vez fritas se colocan sobre papel absorbente para que expulsen el aceite. Asimismo, la selección de los mejores ingredientes es clave para su sabor.

En Maheso lo sabemos muy bien, por ello elegimos lo mejor y cocinamos con calma y tiento, para que el plato esté listo. Al llevarlo a la ultracongelación, conseguimos mantener intactos tanto su sabor como su textura, incluso su aporte nutricional. Porque en Maheso pensamos en ti y buscamos las mejores recetas del mundo para que puedas darte un capricho de vez en cuando, sin pasar horas y horas en la cocina.

Productos relacionados

mussaka congelada

Mussaka

Relleno para fajitas

Cous cous con quinoa y verduras

Después del parón obligatorio por la pandemia, nos hace especial ilusión anunciar que hemos vuelto a estar presentes en la feria internacional de Anuga, que tuvo lugar del 9 al 13 de Octubre, en Colonia (Alemania).

La feria nos ha ayudado a presentar nuestras últimas novedades y nos ha permitido dar a degustar algunos de nuestros últimos lanzamientos siempre siguiendo estrictamente los protocolos contra la Covid-19.

Además, hemos podido conocer de primera mano las opiniones de nuestros visitantes, quienes sin duda se han alegrado tanto como nosotros de este magnífico reencuentro.

Con la llegada de la pandemia, nos pusimos en marcha y activamos nuevas formas de hacer deporte sin salir de casa. Clases y tutoriales online, vídeos por Youtube… Pero si hubo un deporte que hizo furor, fue el “spinning”. La bicicleta estática se convirtió en un objeto de culto y muchos y muchas descubrimos que este aparato de fitness podía ser nuestro gran aliado, tanto cuando no tenemos tiempo de ir al gimnasio, como cuando no se puede por otros motivos.

Si todavía no te has decidido, en este post te daremos cinco motivos por los que querrás una bici estática en casa. Porque no hay nada mejor que practicar un poco de ejercicio a diario y seguir una dieta variada y saludable, como la que puedes mantener con algunas de nuestras especialidades ultracongeladas. Por ejemplo, ¿qué te parece este plan?: una sesión de bici estática de 45 minutos escuchando tus temas musicales favoritos y después, prepara en solo tres minutos un plato de cous cous con quinoa y verduras, una receta que disfrutarás con los cinco sentidos.

Pero veamos por qué vas a querer tener una bici “indoor” (si aún no la tienes). Vamos a desgranar los beneficios y “las alegrías” que te pueden dar unos minutos encima de la bici pedaleando, por supuesto.

Beneficios de la práctica del “cycling”

Para empezar, es un ejercicio físico muy fácil, que todo el mundo puede practicar sin problemas y casi sin necesitar de guías (aunque siempre que se practica cualquier tipo de deporte es recomendable la supervisión de un especialista, cuanto menos, saber que las posturas y los ejercicios se practican adecuadamente). Es un deporte polivalente, porque nos permite trabajar varios músculos del cuerpo al mismo tiempo y, lo mejor de todo, nos ayuda a quemar muchas calorías. Con solo unos minutos al día lograrás ponerte en forma, verás beneficios en tu físico, pero también en tu mente, porque la práctica de ejercicio físico ayuda a la producción de endorfinas, las sustancias de nuestro cuerpo que nos proporcionan placer y bienestar.

Más ventajas de la bicicleta estática

  1. Es un deporte de bajo impacto, pero de altos beneficios. Una de las ventajas de la práctica de bicicleta estática es que haces deporte sin impacto, por lo que es recomendable para personas que hayan tenido lesiones en las rodillas, tobillos y otras partes del cuerpo. Además, el pedaleo refuerza las articulaciones, especialmente cuando se padece artrosis. Pero, además, su “impacto” en la salud cardiovascular es enorme. Se le reconoce como un auténtico “cardio-entrenamiento”. Porque la práctica de este deporte estimula la circulación sanguínea, lo que permite relajar los músculos y tonificarlos. Además, ofrece la posibilidad de realizar un entrenamiento constante, reducir la hipertensión y fortalecer el corazón bombeando más sangre.
  2. Lo notarás en tu línea y en tu silueta. El movimiento de pedaleo con algo de fuerza e intensidad (para hacer trabajar más a los músculos) te ayudará a perder volumen en las piernas y en las caderas. Pero no solo eso, tonificarás todo el cuerpo si mantienes la postura correcta. Porque, aunque no lo parezca, practicar “spinning” también ayuda a mantener fuertes los brazos y la espalda, además del abdomen y por supuesto, los glúteos.
  3. Es el mejor “quemagrasas”. Si lo que buscas es quemar grasas, súbete a la bici estática. Hacer bicicleta “indoor” durante unos 3 minutos permite quemar más de 250 KJ a una persona de unos 70 kilogramos, de media. Así que haz tus cuentas… Y verás que el “spinning” es tu gran aliado para bajar peso. Eso, juntamente con una dieta equilibrada. Recuerda que en Maheso te podemos ayudar a mantenerla, gracias a nuestras especialidades de verduras y alimentos vegetales, así como los platos más bajos en calorías, como por ejemplo el cous cous con quinoa y verduras.
  4. Puedes usarla 365 días al año. Como estás en tu casa, a cubierto, no tendrás nunca la excusa de que hace frío, calor o mal tiempo. La bicicleta estática te ofrece la posibilidad de utilizarla a tu ritmo y preparar el programa de entrenamiento constante que mejor te convenga a cualquier hora del día.
  5. Serás dueña/o de tu tiempo. Puedes decidir cuándo subirte a la bici y practicar deporte, sin someterte a los estrictos horarios de los gimnasios. Así, podrás aprovechar más tu tiempo, y practicar deporte mientras cocinas, o mientras ves la tele.

Deporte y recetas saludables

Pero ya lo decimos desde el principio, todo esto funciona mucho mejor si además de practicar deporte luego llevas una vida sana, también en lo que a comer y beber se refiere. Rendirás mucho más y mejor en tu práctica deportiva si te hidratas bien antes, durante y después de hacer tu sesión de bicicleta estática, pero también si comes lo que tu cuerpo necesita.

Si entrenas después de comer, recuerda dejar pasar al menos dos o tres horas desde que comes hasta que te subes a la bicicleta. La comida “pre” entreno debe contener hidratos de carbono y proteína, como los que te aportará un buen plato de cous cous con quinoa y verduras, una receta de nuestra gama de “superfoods” que tendrás lista en la sartén o en el micro en solo tres minutos. Una solución rápida para los que quieren cuidarse sin renunciar al sabor.

Y si prefieres entrenar y después comer, también debes saber que tu cuerpo necesitará recuperarse. Deja pasar al menos media hora y prepárate un plato con carbohidratos, y súperalimentos con fibra como nuestro cous cous con quinoa y verduras.

En definitiva, con Maheso y sus recetas de “Superfoods” (súperalimentos) tendrás una solución rápida y práctica si te subes a diario a la bici.

Productos relacionados:

Quinoa con Kale y Lentejas

Quinoa con Kale y Lentejas

Cous cous con quinoa y verduras

 

Después del parón obligatorio por la pandemia, nos hace especial ilusión anunciar que hemos vuelto a estar presentes en la feria Conxemar de Vigo, un excelente punto de reencuentro con clientes y proveedores.

La feria nos ha ayudado a presentar nuestras últimas novedades y nos ha permitido dar a degustar algunos de nuestros últimos lanzamientos siempre siguiendo estrictamente los protocolos contra la Covid-19.

Además, hemos podido conocer de primera mano las opiniones de nuestros visitantes, quienes sin duda se han alegrado tanto como nosotros de este magnífico reencuentro.

Cómo planificar la compra

¿Sabías que al cabo del año se tiran unos 1.300 millones de toneladas de comida a la basura en todo el mundo? De hecho, en España, según datos oficiales, desperdiciamos alrededor de 7,7 toneladas de alimentos al año. De todo ello, el 43% corresponde a lo que tiramos en casa, es decir, a la comida que lanzamos al cubo de la basura y que podría haberse aprovechado. Y es que, no es nada raro ver cómo el desperdicio de alimentos es una costumbre en los hogares españoles: compramos productos frescos que se nos pudren en la nevera o en la despensa, acaparamos más de lo que podemos cocinar, o dejamos que se nos estropeen alimentos sin ni siquiera haberlos probado.

¿Cómo evitar el desperdicio de comida? Te vamos a dar algunos consejos para evitar el desperdicio de comida, sobre todo, con una planificación de lo que vas a comer y de lo que debes comprar.

Porque entre todos debemos contribuir a que se reduzca ese imponente 80% de los alimentos que acaban en la basura cada año. Sobre todo, acabamos tirando frutas y verduras frescas, especialmente por una mala planificación.

Aquí, te vamos a demostrar que los platos preparados congelados pueden ser una buena solución para tener siempre reservas de comida en casa (para esos imprevistos, o para el día a día) y solo usar lo que vas a cocinar y a comer, sin tener que tirar nada a la basura. Pero veamos con más detalle cómo evitar el desperdicio de comida planificando la compra.

La organización es la clave

Aunque seamos de los que nunca suelen hacer listados, de los que gustan de improvisar, innovar y sorprender, en la cocina debemos tener algo -por no decir, mucho- de previsión.

La organización es clave para evitar el desperdicio de alimentos. Además, nos va a permitir no tener que visitar la tienda o el supermercado más veces de lo que nos gustaría, o de lo que nos recomiendan las autoridades a raíz de la pandemia.

Organizar una cocina -nevera y despensa- no es tan difícil. Solo tienes que saber más o menos qué cocinarás a lo largo de la semana y comprar únicamente lo que sea necesario. Siempre podrás darte un capricho un día, haciendo una incursión rápida al súper. O puedes tener siempre en casa algún antojo de esos que puedes mantener durante mucho tiempo en el congelador, como unos canelones Receta Maestra Maheso, o un Relleno de fajitas, o unos Yakisoba Maheso, platos preparados congelados, que puedes guardar en el congelador durante meses y que siempre tendrás listos para darte ese capricho. También, los platos precocinados congelados Maheso, como las croquetas, los nuggets o los rollitos primavera te pueden solucionar posibles imprevistos de última hora. Por si llegan tus padres a cenar sin haber avisado, o por si al final se alarga la charla y los amigos deciden quedarse a cenar.

Por todo ello, una buena planificación es imprescindible. Debemos tener muy en cuenta que antes de ir a comprar hay que tener las cosas claras, y si lo necesitas, anótalas en una libreta, en las notas del móvil o incluso en alguna de las aplicaciones de listas de la compra. Así que, aunque no te guste demasiado, toca organizarse. Antes de ir al súper o a la tienda:

  • Planifica tus comidas semanales. ¿Qué harás para comer y cenar durante los siete días de la semana? En función de esto deberás comprar más o menos.
  • Haz una lista para comprar sobre todo aquello que de verdad necesitas.
  • Mira qué tienes en la despensa y en la nevera. Revisa también el congelador por si tienes que ir gastando algún plato preparado congelado que ya no recordabas que tenías y repón lo que hayas gastado.
  • Diferencia entre lo “impulsivo” y lo “esencial”. Como decimos, darse algún capricho no es malo. Pero ten en cuenta que es mejor un capricho “de esos que no se estropean en días”, como los platos preparados ultracongelados de Maheso, que duran meses en el congelador y que siempre los puedes consumir al momento y sin necesidad de descongelar.

La nevera y la despensa, bien organizadas

Cuando llegues a casa con la compra hecha, es importante también mantener el orden y seguir algunos consejos muy obvios, pero que a veces olvidamos. Por ejemplo:

  • Organiza lo que has comprado por fechas de caducidad. Pon más a mano los alimentos más perecederos y con fechas de caducidad más cortas.
  • Reordena la nevera y el congelador si es necesario. Esta rutina evitará que desperdicies comida, te ayudará a ahorrar dinero en la compra y evitará desplazamientos innecesarios al supermercado.
  • Mantén el congelador limpio y libre de hielo y escarcha, y coloca los alimentos con cierta distancia para permitir la circulación de aire. Recuerda que los alimentos congelados conservan todos sus nutrientes, pero para ello debes mantenerlos en buenas condiciones en el congelador de casa.
  • Cocina solo lo que vayas a comer y ajusta las raciones. A veces cocinamos para un regimiento cuando en casa solo somos cuatro. Mira bien la cantidad y ajústala. Para ello, por ejemplo, en Maheso te lo ponemos muy fácil, ofreciéndote raciones más ajustadas. Así, solo tendrás que sacar del congelador los platos preparados congelados que vayas a consumir Y recuerda, todos nuestros platos preparados congelados se pueden cocinar directamente, sin descongelarlos previamente.
  • Aprovecha lo que te sobra. La cocina de aprovechamiento era algo muy usual en la época de nuestras abuelas y nuestras madres, y no estaría mal tomar ejemplo. Puedes aprovechar algunos restos para hacer otras recetas. Seguro que si escarbas en tu imaginación conseguirás aprovechar más de lo que parece.
  • Si tienes que comer en la oficina, llévate la ración que vayas a comer. En eso, recuerda que en Maheso también te echamos una mano, con nuestros platos ya envasados en raciones más pequeñas.
  • Y si al final tienes que tirar comida, no olvides hacerlo en el contenedor de residuos orgánicos.

En definitiva, para conseguir tirar mucho menos, planifica tu menú, haz una lista de la compra organizada, almacena, conserva y ten alimentos congelados que te ayudarán a ajustar raciones y a cocinar y comer solo lo que necesitas. Entre todos, haciendo las cosas bien, lograremos desperdiciar mucho menos.

Productos relacionados:

Platos preparados congelados

Platos precocinados congelados

 

En Maheso nos complace anunciar la inauguración del nuevo espacio “COFFEE BREAK”, un lugar creativo y original de descanso para nuestros colaboradores, donde poder tomarse un breve respiro, descansar, socializar y compartir ideas interesantes.

Con motivo de la inauguración hemos podido disfrutar de un pequeño aperitivo junto al resto de compañeros y compañeras, respetando las medidas de prevención anti- covid.

La palabra maridaje, según la RAE, es el acto de “unión, analogía o conformidad con que algunas cosas se enlazan o corresponden entre sí”. A lo largo del tiempo, y en nuestra cultura gastronómica, cuando hablamos de “maridaje” lo asociamos siempre a la unión entre comida y bebida, especialmente vino. Sin embargo, en este post vamos a darte ideas de tres “maridajes” como la unión entre comidas, en concreto, cómo combinar nuestros rollitos de primavera o vegetales.

Porque los platos Maheso te facilitan el día a día. Los sacas del congelador y en pocos minutos puedes tener una comida o una cena rápida, o divertida, o especial. Con estos trucos, conseguirás todo ello. Porque son combinaciones que ensalzarán ese momento tan especial que es el de reunirse alrededor de una mesa para compartir unos deliciosos bocados, en este caso, “bocados con acento oriental”.

Primer maridaje. Rollitos Primavera con ensalada china de germinados

Para una cena ligera, sin complicaciones e ideal para toda la familia optamos por nuestros Rollitos Primavera Maheso con salsa agridulce acompañados por una deliciosa ensalada de germinados.

Para ello, necesitaremos los siguientes ingredientes: mézclum de ensaladas (recomendamos que sean brotes tiernos de diferentes tipos de lechugas), tomatitos Cherry, fresas, aguacate, pipas peladas, germinados variados (por ejemplo, de rábanos o de cebolla).

A la hora de prepararla, lava bien los ingredientes y mézclalos en un bol. Y finalmente, aliña la ensalada con la salsa china que previamente habremos elaborado. Para ello deberemos batir bien con una batidora de mano durante 4 minutos vinagre de arroz, azúcar blanco, ajinomoto, aceite de semillas (por ejemplo, de girasol) y una pizca de sal. Así lograremos la salsa blanca típica de las ensaladas chinas.

La cena o comida la tendrás lista en pocos minutos, porque mientras preparas la ensalada, puedes dorar en la freidora o sartén los rollitos primavera. Recuerda que están listos en 5 minutos, y sin necesidad de descongelarlos previamente.

Segundo maridaje. Rollitos vegetales con tempura de verduras

Esta combinación es 100% apta para vegetarianos. Aquí maridamos nuestros Rollitos Vegetales al horno con nuestra Tempura de Verduras Maheso, dos platos deliciosos que se preparan en muy pocos minutos.

Puedes hacer ambos platos tanto en la sartén o freidora, como en el horno.
La tempura de verduras la puedes meter, por ejemplo, directamente sin descongelar en la freidora o en la sartén, en abundante aceite caliente, y la tendrás lista en dos o tres minutos. Pero también la puedes preparar en el horno, a 200ºC, durante 11 minutos.
Si optas por el horno, aprovecha para hacer también los rollitos vegetales al mismo tiempo, si bien es cierto, que los rollitos los tendrás que poner unos minutos antes, puesto que necesitan 15 minutos de horno a unos 200ºC.

Para acompañar ambos platos, añade un cuenquito con salsa agridulce o con salsa de soja. ¡El maridaje será perfecto!

Tercer maridaje. Rollitos vuelta-vuelta con chips de verduras y frutas

El mejor maridaje de los rollitos primavera es sin duda la salsa agridulce. Por ello, en Maheso acompañamos nuestros rollitos con esta delicia gastronómica. Pero para complementar este plato, en este cuarto maridaje proponemos elaborar unos chips de vegetales y frutas (también los puedes comprar en bolsas, pero el resultado es diferente).

Nuestros Rollitos vuelta-vuelta se hacen en solo cinco minutos en la freidora, o en la sartén con una cucharadita de aceite en apenas dos minutos (si has descongelado previamente los rollitos).

Como se elaboran en poco tiempo, empezaremos la receta por los chips, que necesitan más preparación. Necesitaremos zanahoria, calabacín, pera y manzana. El truco para que queden muy crujientes es cortarlas las frutas y verduras en lonchas muy finas y uniformes (usa una mandolina). Para elaborarlas, las pondremos en una bandeja de horno con papel absorbente. Con el horno precalentado a 60ºC, con calor arriba y abajo y si es posible, con el ventilador, poner la bandeja en la mitad del horno y dejarlas al menos un par de horas. Vigila que no se quemen y cuando las notes crujientes, ya están listas para que acompañen a nuestros Rollitos Primavera vuelta-vuelta con salsa agridulce. ¡Deliciosa combinación!

Productos Relacionados:

Rollitos de Primavera

Rollitos de Primavera

Maheso te ofrece una selección de productos para disfrutar del verano, ideales para momentos de tapeo o snack, e incluso como platos combinados o principales.

Hoy te vamos a demostrar que la pandemia y el confinamiento también han tenido algo positivo. Como, por ejemplo, que muchas personas han descubierto los beneficios de salir a caminar. Cuando nos dejaron salir tras meses encerrados en casa, muchos se apuntaron al running, pero la gran mayoría optaron por caminar, una actividad física que además de accesible y fácil, es apta para todas las edades.

Los beneficios de salir a caminar a diario son numerosos, y si lo complementamos con una dieta sana, que nos haga recuperar fuerzas ¡el resultado es perfecto! Y para ello, Maheso nos lo pone muy fácil, con recetas como los canelones de espinacas, con los que recuperamos energía, cuidándonos.

Ventajas de caminar cada día

Pero ¿por qué es tan saludable caminar? Los especialistas lo tienen claro: es una actividad física poco agresiva para nuestras articulaciones, que ayuda a nuestro organismo a reactivarse. Así que, coge tus zapatillas y ponte a caminar, porque con estas ventajas que ahora detallaremos lo tendrás más claro que nunca. Veamos cuáles son:

  • Perderemos peso. Efectivamente, la quema de calorías es considerable, sobre todo si caminamos de forma activa. Podemos llegar a quemar entre 200 y 600 calorías por hora, dependiendo del peso, forma física y ritmo de la caminata.
  • Nos ayuda a relajarnos y a sentirnos felices. La explicación es que al caminar logramos mantener el nivel de cortisol (hormona del estrés) a raya, es decir, lo disminuimos, mientras que vamos liberando endorfinas de la felicidad, con lo que además de relajarnos, nos sentiremos más felices.
  • Nos rejuvenece. Caminar es como un antidepresivo, mejora la función cognitiva. En especial las personas de la tercera edad reducen el riesgo de complicaciones en los vasos cerebrales reduciendo las probabilidades de demencia senil entre otras patologías. Y en general, caminar a diario nos ayuda a mejorar la concentración y a reducir la posibilidad de tener problemas de memoria en el futuro.
  • Fortaleceremos nuestro corazón. Al ser un ejercicio aeróbico, logramos ponernos en forma, haciendo que aumente la resistencia del corazón y mejore la circulación. De hecho, en pacientes con riesgo de ser hipertensos, caminar puede ayudarles a reducir los valores de presión arterial.
  • Mejoraremos nuestra musculatura. Como decíamos antes, perderemos grasa, pero ganaremos o fortaleceremos la musculatura.
  • Mejoraremos el tránsito intestinal y combatiremos el cáncer de colon. Caminar ayuda a acelerar el ritmo de vaciado y a combatir el estreñimiento. Al mejorar la irrigación de todos los órganos del cuerpo el sistema de defensa del organismo funciona mucho mejor, ayudando a reducir notablemente el riesgo de desarrollar cáncer de colon. También ayuda a reducir la hinchazón abdominal y a eliminar toxinas.
  • Ayudaremos a tener el colesterol controlado. Caminar de forma regular puede ayudarnos también a reducir el colesterol LDL (el malo).
  • Lucharemos contra la aparición de diabetes. Caminar de forma regular hace que nuestro organismo procese el azúcar en la sangre de forma más rápida, así que conseguimos prevenir la aparición de esta enfermedad, o de mantenerla más controlada en caso de padecerla.
  • Conseguiremos generar más Vitamina D. Caminar a la luz del día, también nos puede ayudar a incrementar los niveles de vitamina D del cuerpo, un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz del sol. Cabe recordar que la vitamina D juega un papel muy importante en muchos aspectos, desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario. Eso sí, si sales a caminar a pleno sol no olvides una protección solar para evitar los efectos nocivos de los rayos ultravioletas.
  • Fortaleceremos nuestros huesos. Al caminar a diario, estamos estimulando y fortaleciendo nuestros huesos. Este movimiento, el que realizamos al caminar, hace que aumente la densidad ósea. Por ello es tan importante que caminen, por ejemplo, las mujeres menopáusicas, ya que en esta época de su vida se tiende a la pérdida de densidad ósea. Con lo que caminar a diario puede ayudar a frenar ese desgaste.

El reto de caminar cada día

Pero todos estos beneficios y ventajas solo los conseguiremos si llevamos un plan constante de caminar. Es decir, si caminamos a diario.

Te proponemos un reto: caminar cada día empezando poco a poco, y aumentando los minutos a medida que pasen los días.

La primera semana puedes hacer recorridos que suelas hacer en coche, autobús o moto. Tenemos que motivarnos, porque la primera semana es crucial para “engancharnos” a la rutina. Los primeros días pueden ser recorridos más cortos, de 20 minutos, para ir aumentando poco a poco los tiempos.

También puedes ir variando el ritmo y, sobre todo, la ruta, para no aburrirte.

Hazte un calendario. Los lunes, 25 minutos a ritmo fácil. El martes, 30 minutos a ritmo más rápido. El miércoles, 40 minutos a ritmo fácil. El jueves, 20 minutos a buen ritmo. El viernes, 40 minutos a tu ritmo. El sábado 20 minutos por la mañana y 20 minutos por la tarde. Y el domingo, aprovecha para ir a la playa o a la montaña y dar una larga caminata de al menos 60 minutos por el bosque o por la arena de la playa.

Preparados para caminar

No olvides que es un reto que necesita algo de preparación. Veamos algunas recomendaciones:

  • No podemos salir a caminar con cualquier calzado y vestidos de cualquier manera. Si no llevas unas buenas zapatillas, te dolerán los pies y te cansarás antes, y si vas con mucha ropa encima o con poca, no aguantarás ni 10 minutos caminando.
  • Si va a darnos mucho el sol, debemos ir protegidos con gorra o con protección solar.Recuerda llevar agua para hidratarte. Es conveniente beber antes de salir, y durante la caminata si es larga.
  • Intenta desconectar el móvil, no estar pendiente del WhatsApp o de las llamadas. Disfruta de tu tiempo para caminar.
  • Y lo más importante, si sales antes de comer, deja en casa preparada la comida para recuperar fuerzas cuando vuelvas. Para que no te preocupe este último punto ¿qué te parece si tienes en el congelador alguno de los platos Maheso ultracongelados?

Nuestra propuesta es, por ejemplo, optar por un delicioso plato de canelones de espinacas Maheso, con el que conseguirás los hidratos de carbono necesarios para todo buen deportista, así como el hierro y la fibra de las espinacas, una verdura que te ayudará además a mantener la línea. Y todo ello, con solo 7 minutos en el microondas, o 40 en el horno.

Si quieres variar de sabor, recuerda que dentro de nuestra gama de canelones receta de mamá encontrarás canelones de setas, canelones de atún o los tradicionales canelones de carne. Porque Maheso, cuida de ti.

Productos relacionados:

canelones de espinacas congelados

Canelones Receta de Mamá